Arte

9 piezas del arte contemporáneo que han sido destruidas por equivocación

En la historia del arte hay muchas anécdotas de todos tipos de obras de arte perdidas o destruidas, ya sean piezas que no estaban preparadas para el paso del tiempo, pinturas y esculturas públicas deterioradas por la intemperie, víctimas de la guerra, imprudencias o protestas, o simplemente han desaparecido sin mayor explicación. Aunque, claro, también se ha dado el caso de algunos accidentespiezas de arte de todo tipo han sido dañadas o destruidas por completo debido a algún descuido. Una obra de arte es un producto y testigo de su propio contexto, una cápsula del tiempo para el futuro, por eso siempre que alguna valiosa pieza es dañada se piensa más en el valor simbólico que en el económico que se ha perdido.

Para evitar que el patrimonio cultural sea destruido, las galerías de arte y los museos han instalado un conjunto de reglas diseñadas para proteger las obras de arte de ladrones, vándalos y accidentes. En el caso del arte contemporáneo, muchos espacios dedicados al arte están tratando de mantener el sentido de accesibilidad, por lo tanto muchas obras se exhiben sin estos elementos protectores. En cambio, están resguardados por una serie de pautas que los visitantes deben obedecer, que no siempre se cumplen al pie de la letra, como se podrá observar en el siguiente listado de obras de arte contemporáneo que han sido destruidas por error.

Shelly Xue, Angel Is Waiting

Curiosamente, un día después del Día internacional de los Museos 2016, un par de niños comenzaron a jugar detrás de una barrera de cuerda y comenzaron a jugar con la obra de arte de vidrio titulada Angel Is Waiting. Tras un pequeño movimiento tiraron la pieza contra la pared y el suelo y esta se rompió. Todo esto sucedió mientras sus padres grababan todo con sus teléfonos celulares. La escultora Shelly Xue y el museo decidieron no presentar cargos contra los padres. Shelly Xue cambió el nombre de su pieza a Broken y colocó el video de vigilancia junto a la obra de arte. El video ahora se reproduce en loop y es una advertencia para otros visitantes.

 Obras de arte contemporáneo que han sido destruidas por error

Andy Warhol, Triple Elvis

En junio del 2016 el Museo de Arte Moderno de San Francisco fue sede de otra imprudencia de uno de sus visitantes cuando en la exposición que presentaba cientos de valiosas obras de arte del siglo XX de la colección Doris y Donald Fisher un visitante tropezó y cayó en una aclamada pieza de Andy Warhol titulada Triple Elvis valorada en 82 millones de dólares. Afortunadamente para el visitante y los propietarios de la obra de arte, solo sufrió daños leves y pronto fue restaurada.

 Obras de arte contemporáneo que han sido destruidas por accidente

Yayoi Kusama, Pumpkin Poppin

Las piezas y exposiciones de Yayoi Kusama son las favoritas de los amantes de las selfies, sin embargo, es bien sabido que existe una restricción de tiempo para entrar en las salas y posar para obtener estas imágenes, la razón es que en febrero de 2017 cuando el Museo Hirshhorn albergaba Infinity Mirrors de Yayoi Kusama y algunos visitantes intentaron tomarse una selfie en la sala de espejos más nueva del artista, titulada Habitación con espejo infinito: todo el amor eterno que tengo por las calabazas, cuando un visitante cayó en una de las esculturas de calabazas y rompió una de ellas.

 Obras de arte contemporáneo que han sido destruidas por equivocación

Damien Hirst, Instalación en la Galería Eyestorm

El caso de la Galería Eyestorm de Londres en 2001, cuando se tiraron las pilas de ceniceros llenos, tazas de café medio llenas, periódicos y botellas de cerveza vacías de Damien Hirst, ha sido uno de los incidentes más famosos del arte contemporáneo. Había sido una instalación improvisada creada por Hirst con motivo de su exposición en la galería. Se envió al personal a buscar las bolsas de basura en la basura y rescataron los diversos objetos, que utilizaron para reconstruir la instalación a partir de fotografías tomadas anteriormente. Hirst, dijo que las pilas de basura representaban el estudio de un artista y dijo que el error fue «fantástico, muy divertido».

Sara Goldschmied y Eleonora Chiari, A donde iremos a bailar esta noche

Lo mismo sucedió en el museo Museion Bozen-Bolzano en el norte de Italia, cuando una mujer responsable de la limpieza confundió botellas vacías de champán, colillas de cigarrillos, confeti de colores y piezas de ropa esparcidas por una de sus salas de exhibición con el desorden dejado por los asistentes a la fiesta de una presentación. La trabajadora «limpió» una instalación de las artistas Sara Goldschmied y Eleonora Chiari, que el sitio web del museo decía que representa el hedonismo, el consumismo y la especulación financiera en la escena política italiana de los años 80. Afortunadamente la mujer colocó todo en los contenedores de reciclaje así que se pudieron recuperar la mayoría de los artículos y recrear la instalación desde cero.

 Obras de arte contemporáneo

Gabriel Rico, Nimble and sinister tricks (To be preserved with out  scandal and corruption)

En febrero del 2020, ZONA Maco, uno de los eventos de arte contemporáneo más importantes de México fue la sede de uno de lso escándalos más sonados también, Se inculpo a Avelina Lesper, feroz critica de arte, de la destrucción de una de las piezas centrales de Gabriel Rico. A pesar del escándalo que surgió a partir de ese incidente, no se levantaron cargos ni multas. Avelina Lesper siempre comento que se trato de una desafortunada casualidad, afirmando siempre su inocencia, asegurando que solo se encontraba en el momento exacto en el que la obra se despedazo. Lesper se ofreció a reconstruir la obra, pero su petición fue ignorada por Rico.

Arte contemporáneo que han sido destruidas por error

Sean Matthews, Fair and Square

El 10 de agosto del 2018 la obra Fair and Squarede Sean Matthews fue destruida apenas diez minutos después de la inauguración de su exposición Recycled Play en el Museo de Arte Susquehanna en Harrisburg, Pensilvania. La piezaFair and Square , era una instalación de un par de columpios en el aire sobre cadenas soldadas, equilibradas desafiando la gravedad y pareciendo congeladas en el tiempo. Según los informes, los responsables fueron una madre y su hija que pensaron que todo el museo era interactivo. Confundieron la instalación con las piezas interactivas de la galería de educación, así que desmontaron las cadenas suspendidas. Matthews no pudo reparar la escultura a su forma prevista. Un juego de cadenas se partió por la mitad y el otro se rompió en piezas más pequeñas de eslabones de cadena.

Sean Matthews, Fair and Square

Carol May, Unhappy Meal

En abril del 2018 el trabajo de un artista que se exhibía en una de las ferias de Art Basel Hong Kong se encontró con un triste destino. Unhappy Meal, una escultura que la artista suiza Carol May pretendía que se pareciera a una caja que contenía un Happy Meal (la “Cajita Feliz” distintivo infantil de McDonald’s), sin embargo, la artista cambió la sonrisa por un ceño fruncido, por lo tanto fue confundida con basura y tirada por los trabajadores del equipo de limpieza en el Marco Polo Hong Kong Hotel, que acogió la Feria de Arte Harbour. Después de notar el error, el equipo de limpieza del hotel Marco Polo supuestamente se dio cuenta de su error e intentó salvar el trabajo de May, pero para entonces estaba dañado sin posibilidad de reparación. 

Carol May, Unhappy Meal

Mona Hatoum, Turbulence (Blanck)

Por último, en marzo de 2016 un niño pequeño cayó sobre la obra de arte, Turbulence (Blanck), de la artista libanesa Mona Hatoum. Esta obra se componía de miles de canicas de vidrio negras de tres centímetros de diámetro, las cuales formaban un círculo de 2.5 metros. El accidente sucedió durante la inauguración de la feria Art Basel en Hong Kong. 

Mona Hatoum, Turbulence (Blanck)
Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *