Arte

Análisis y significado de La creación de Adán de Miguel Ángel

Detrás de la creación existe la inteligencia humana, según Miguel Ángel

La creación de Adán de Miguel Ángel es una de las imágenes más famosas del mundo del arte. De esta obra se ha hablado mucho, resulta una pieza fundamental para comprender el gran talento de Miguel Ángel, no sólo en la técnica artística, sino también en la del discurso oculto detrás de sus obras y su conocimiento por la anatomía humana.

Hay muchas teorías que rodean el trabajo de Miguel Ángel, entre ellas que las escenas de la Capilla Sixtina contienen referencias a la tradición mística de la Cabalá judía. Otra teoría destaca algunos insultos encubiertos de Miguel Ángel a la Iglesia católica y sus papas y otra revela partes ocultas de la anatomía en las pinturas. Los críticos de estas teorías dicen que es el resultado de que las personas vean lo que quieren ver y señalan que Miguel Ángel dejó un vasto registro de su vida por escrito, ninguno de los cuales menciona mensajes secretos o significados ocultos.

La creación de Adán

Miguel Ángel Buonarroti (1475-1564) se convirtió en uno de los artistas renacentistas italianos más famosos. Aunque Miguel Ángel siempre se consideró a sí mismo más un escultor que un pintor, pintó una de las piezas más impresionantes de todo el mundo del arte: el techo de la Capilla Sixtina en la Ciudad del Vaticano. Entre 1508 y 1512, Miguel Ángel pintó el techo de la Capilla Sixtina con una serie de frescos que retrataban varias historias bíblicas. Quizás la imagen más famosa del techo es La creación de Adán, que representa a Dios dando vida al primer ser humano, Adán.

Análisis de La creación de Adán

En el lado izquierdo de la pintura se puede ver a Adán recostado sobre su espalda con un brazo en el suelo y el otro brazo extendido. En el lado derecho Dios está rodeado por varias figuras y flota sobre el suelo contra un telón de fondo de una túnica roja. Dios extiende su mano hacia la mano extendida de Adán, y sus dedos casi se tocan. Miguel Ángel pintó esta escena con colores vibrantes y detalles increíbles. El trasfondo escultórico de Miguel Ángel es evidente en la forma en que sus figuras son formas musculares idealizadas del cuerpo humano.

Esta imagen representa el momento en que Dios da vida a Adán en el libro del Génesis. Pero, ¿están Dios y Adán acercándose el uno al otro, o se están soltando el uno al otro? Si se acercan el uno al otro, entonces la imagen podría representar el deseo mutuo de Dios y la humanidad el uno por el otro. Si se están soltando, Miguel Ángel podría estar afirmando la independencia de la humanidad o la separación de Dios.

Análisis de La creación de Adán

Miguel Ángel pudo haber pintado a Adán en una postura relajada para mostrar que Dios todavía no le ha dado vida. En contraste con la postura de Adán, Dios parece una figura dinámica y activa, como si estuviera trabajando duro en su mayor creación.

La mujer que rodea a Dios podría ser Eva, que mira y espera su turno para ser puesta en la Tierra con su esposo. También podría representar a la Virgen María que podría convertir al niño a su izquierda en Jesús, a quien la Biblia se refiere como el segundo Adán. Si el niño es Jesús, puede que esté mirando hacia otro lado porque sabe que Adán pecará pronto, lo que requerirá la muerte futura de Jesús.

Significado de La creación de Adán

A la edad de 17 años, Miguel Ángel comenzó a diseccionar cadáveres del cementerio de la Iglesia. Por lo tanto, existe una tendencia de hacer interpretaciones basadas en la experiencia de Miguel Ángel en anatomía humana.

La interpretación más común en la pintura es la figura de Dios yuxtapuesta en el cerebro humano. En 1990, el médico Frank Lynn Meshberger, describió lo que millones habían pasado por alto durante siglos: una imagen anatómicamente precisa del cerebro humano fue retratada detrás de Dios. En un examen detenido, los bordes de la pintura se correlacionan con los surcos en la superficie interna y externa del cerebro, el tronco encefálico, la arteria basilar, la glándula pituitaria y el quiasma óptico. La mano de Dios no toca a Adán, pero Adán ya está vivo como si la chispa de la vida se transmitiera a través de una hendidura sináptica. Dios se superpone al sistema límbico, el centro emocional del cerebro y posiblemente la contraparte anatómica del alma humana. El brazo derecho de Dios se extiende hasta la corteza prefrontal, la región del cerebro más creativa y singularmente humana.

Significado de La creación de Adán

Otra investigación publicada fue por un grupo de investigadores italianos que interpretaron a Dios situado en un útero posparto y a Adán acostado sobre el torso de una mujer. Adán parece estar descansando sobre una roca que en la iconografía antigua retrata a la madre.

La investigación realizada por la revista Clinical Anatomy representó la costilla extra oculta en el lado izquierdo del torso de Adán como la costilla de Eva. Esto nuevamente representó las habilidades anatómicas profundas de Miguel Ángel y retrató que Adán y Eva fueron creados juntos. Esta interpretación también estaba en contra de la creencia cristiana que afirma que Eva fue creada después de Adán.

Es difícil interpretar el trabajo histórico en un contexto contemporáneo, pero el conocimiento de la anatomía humana de Miguel Ángel convenció a los historiadores del arte de que todo en esta pintura tiene una explicación. Este arte es un ejemplo clásico de cómo Miguel Ángel abarcó la creación de la humanidad en una pintura. Miguel Ángel retrata que lo que Dios le está dando a Adán es el intelecto, y así el hombre es capaz de planificar y de probar todas las cosas recibidas.

Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *