Editorial

RECONSTRUIR…

Tener una casa para quedarse en casa. Está surgiendo una nueva Arquitectura: Hospitalaria – Habitacional – y de Trabajo, por decir, “sobre – protectora”, no necesariamente más cara o más grande, para construir, remodelar o ampliar espacios físicos considerando prolongadas estancias de diferentes sujetos con diferentes edades, horarios e intereses, con énfasis en sanidad y salubridad. Espacios flexibles con múltiples opciones de actividades, trabajo, ocio y diversión, que permitan variaciones y sorpresas aún bajo rutinas y costumbres.

Hace 3 o 4 meses no soñábamos este confinamiento, hoy encerrados y con baja actividad creemos (o queremos creer) que es temporal, nos ha tomado por sorpresa y mal preparados. Será importante detectar y neutralizar temprano cualquier brote sospechoso, eso hicieron, y con éxito algunos países europeos y asiáticos (casualmente casi todos manejados por mujeres). Batallas en diferentes lugares y diferentes temas que dieron resultados: Pruebas, Distancias, Densidades, Horarios, Salidas… Salir, basta que esté prohibido para que quieras urgentemente salir. Entre el “Me too” y el coronavirus, ya no puede uno acercarse a una mujer. Ahora es necesario recibir una señal muy clara para actuar en consecuencia. Es tal el escrutinio en redes sociales que, si te atreves a preguntar algo, quedas registrado con ese interés específico, y serás eternamente bombardeado por algunos con información relacionada. No es correcto que usen el tiempo ajeno sin solicitar autorización, enviándote publicidad, anuncios, banners, flashes, avisos y sugerencias no solicitadas. Esto es un camino equivocado que está deformando la publicidad pues acabará fastidiando y agudizando el sentido de rechazo, al tiempo de inmunizar la atención. Insisto: Me gustaría encontrar en internet una estructura sistemática en la que yo ponga: “zapatos deportivos de correr”, por ejemplo, y me regresen modelos, precios, calidades, y ubicaciones en lugares a mi alcance. Sé que ya existen Google, Amazon, Mercado Libre, etc. Pero yo hablo de algo local, rápido y práctico, no quiero que me traigan perdiendo el tiempo en indagaciones complicadas y profundas, estériles o mañosas (para vender más y ganar más) Algo, digamos, un poco rústico, a escala local pero informado y actualizado, creíble y sintético, y que no implique ni ser un experto en internet, ni quedar cautivo por toda la eternidad…

Gigantes de la tecnología como Apple, Google, Amazon, Alphabet , etc. están apresurando contrataciones profesionales de recién egresados de Cornell, Harvard, y similares, y, de quienes han sido despedidos de compañías con nuevos problemas, como Wework, Uber, etc. específicamente para sus áreas digitales de diseño de producto e ingeniería, que marcan una nueva tendencia ante esta situación de mercados, cultura, productos y accesorios. Recordando a Steve Jobs, que empezó haciendo algo que iba a servir para algo, y resultó que también servía para otras cosas, y tal vez mejor. Las buenas ideas no son privativas de la juventud y la educación, en muchas ocasiones surgen de dónde menos lo imaginas, de ahí que la apertura y actitud de riesgo y aventura podrían aspirar a un “state of the art” de algún producto o servicio. Compañías medianas también están viviendo auge en sus servicios y productos, y también contratando, pero todos saben que lo más probable es que terminarán aterrizando en alguna de las grandes compañías globales.

La sabiduría es, prudencia inteligente (La Biblia)

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar