Urbanismo y Construcción
Tendencia

8 posibles maneras de utilizar los materiales reciclados en la arquitectura y el urbanismo

Como alternativas a la producción de materiales en la industria de la construcción, que se caracteriza por los elevados gastos de energía y los altos niveles de contaminantes que se liberan a la atmósfera, el reciclaje y la reutilización de materiales y estructuras se han hecho cada vez más comunes en la arquitectura. La principal diferencia entre estos métodos es que, mientras que el primero emplea cierto gasto de energía en el tratamiento del material antes de su nuevo uso, el segundo no requiere este proceso, reutilizándolo en la forma en que fue desechado.

A pesar del mayor gasto energético realizado en el reciclaje, cuando se compara con la reutilización de materiales, el proceso de tratamiento de desechos del primero puede presentar una buena relación costo-beneficio en comparación con el uso de materiales habituales e incluso un menor gasto energético en comparación con la producción primaria. En el proceso tradicional de asfalto, por ejemplo, se necesitan altas temperaturas para fundir los materiales, mientras que en el método que utiliza plástico reciclado, estas temperaturas se reducen. Según un experimento realizado en Vancouver, el consumo de combustible se reduce en un 20% durante el proceso de mezcla.

Algunos residuos de construcción y demolición (RCD) pueden ser reciclados cuando no son tóxicos para los humanos y el medio ambiente. En esos casos, es necesario seleccionar y triturar el material antes de aplicarlo para nuevos usos.

Además de los desechos de construcción, los materiales más comunes, cuya función inicial no está directamente ligada a la construcción de edificios, mobiliario o equipamiento urbano, como neumáticos o envases desechables, también se han reciclado e insertado en estos nuevos contextos con resultados satisfactorios.

A continuación presentamos algunas de las diferentes escalas en las que se pueden aplicar los materiales reciclados en la arquitectura y las ciudades en 8 ejemplos prácticos:

Muros

Como alternativa a las paredes convencionales, los ladrillos producidos a partir del reciclado de caucho y plásticos pueden presentar una reducción significativa de los costos de una construcción, además de que se ahorra tiempo si se diseñan para ser ensamblados por enclavamiento. Los ladrillos reciclados se han utilizado, por ejemplo, en viviendas sociales y en refugios de emergencia a largo plazo.

Pintura

Un ejemplo de materiales de reciclaje para la producción de pintura es el poliestireno expandido (EPS o espuma de poliestireno, como se llama popularmente). Utilizado en edificios principalmente para el control acústico, el EPS (en forma de residuos) se ha utilizado como base para las pinturas desarrolladas por la empresa Idea-Tec.

Estructura

Es posible reciclar los residuos de construcción y demolición para componer la materia prima de nuevas estructuras, como puede suceder, por ejemplo, con el hormigón. En su reciclaje, el material pasa por una etapa de molienda para que los fragmentos se clasifiquen según su tamaño, y luego se reutilizan. Los fragmentos de hormigón reciclado pueden utilizarse como un gran agregado en nuevas mezclas, o como componentes de gaviones.

Techos

Una de las principales preocupaciones en el diseño y ejecución de un techo es su aislamiento, además de su resistencia y durabilidad. La impermeabilización de las placas a base de neumáticos reciclados demuestra que es posible cumplir los requisitos previstos en la composición de los tejados con el uso de material reciclado, además de ser rentable. Otras opciones son las tejas de tetra pak y las tejas de plástico reciclado.

Pabellones e instalaciones temporales

El reciclaje de materiales se ha abordado de diferentes maneras en eventos internacionales, exposiciones e intervenciones urbanas. En este contexto, la presencia de pabellones e instalaciones temporales puede servir de «muestra» de las posibilidades de una multitud de materiales y formas recicladas que pueden aplicarse, a partir de la investigación y la experimentación.

Mobiliario Urbano

El reciclaje de materiales para ser utilizados en el mobiliario urbano puede hacer que la población participe en la clasificación de los residuos y promover su participación en los proyectos urbanos. Zero Waste Lab, por ejemplo, es una iniciativa de investigación que permite a los habitantes transformar los residuos plásticos en mobiliario urbano mediante la impresión 3D. Según la iniciativa, «los individuos son libres de dar forma a sus diseños y crear piezas únicas que se adapten mejor a sus necesidades.

Parques infantiles

Los materiales gomosos o blandos son los más adecuados para los parques y las zonas de juego. Por lo tanto, el reciclaje de neumáticos y otros materiales engomados puede ser una buena solución para estos lugares. Además de su uso en la pavimentación, los materiales reciclados y reutilizados adquieren un carácter lúdico en los patios de recreo, ejercitando la imaginación y la creatividad de los niños con las nuevas funciones posibles para esos materiales.

Pavimentación


Las pruebas con envases, botellas y otros productos de plástico han demostrado la posibilidad de utilizarlos, después de reciclarlos, para pavimentar calles y ciclovías. En el proceso habitual del asfalto, se requieren altas temperaturas para fundir los materiales, mientras que en el proceso que utiliza plástico reciclado, estas temperaturas se reducen, lo que significa un ahorro en el gasto de energía.

Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *