Urbanismo y Construcción

BIG diseña Toyota Woven City, la primera incubadora urbana del mundo

BIG acaba de lanzar su proyecto más reciente, Toyota Woven City, el primer desarrollo inmobiliario de la compañía en Japón. Ubicado al pie del monte Fuji, el proyecto, desarrollado en colaboración con Toyota Motor Corporation, es la primera incubadora urbana del mundo dirigida a impulsar el desarrollo de estrategias de movilidad.

Ubicada en una antigua fábrica en la ciudad de Susono, Toyota Woven City fue concebida como «un laboratorio vivo para probar y mejorar la movilidad, la autonomía, la conectividad, la infraestructura impulsada por hidrógeno y la colaboración en la industria».

Con el objetivo de un futuro en el que la sociedad sea neutral en carbono, la intervención propone una ciudad conectada, presentando un nuevo equilibrio entre vehículos, formas alternativas de movilidad, personas y naturaleza.

Utilizando energía solar, geotérmica y de hidrógeno, la ciudad, que comenzará a construirse en 2021, crea una «red flexible de calles dedicadas a diferentes modos de transporte para conexiones más seguras y fáciles para los peatones«. En efecto, el sistema tradicional de calles se rompe, dividiendo el espacio público en 3 entidades: una calle principal para vehículos autónomos más rápidos, paseo recreativo ocupado por otros modos de transporte y, finalmente, el parque lineal, que conecta a las personas y la naturaleza. Este esquema está organizado en grupos de bloques urbanos de 3×3, que forman una especie de vacío central o patio, al que se accede por una acera o por el parque lineal.

La infraestructura de la ciudad está ubicada bajo tierra, fuera de la vista. Incluye equipos para generar energía a partir del hidrógeno, filtrar el agua de lluvia y una red para entregar bienes.

Por otro lado, el entorno construido estará hecho de madera con paneles fotovoltaicos instalados en los techos. Estas estructuras combinan la artesanía tradicional y las tecnologías sostenibles futuras.

Las residencias de la ciudad probarán nuevas tecnologías, como la robótica doméstica, para ayudar con las tareas diarias. Estas casas inteligentes aprovechan la conectividad total proporcionada por la inteligencia artificial para realizar funciones como entregas automáticas de supermercados y recolección de basura, mientras disfrutan de espectaculares vistas del monte Fuji

Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *