Urbanismo y Construcción
Tendencia

¿Es posible convertir los desechos plásticos en viviendas asequibles?

Durante décadas, las empresas han confiado en los envases de plástico desechables para envasar y contener productos en todo el mundo. Hoy en día, los efectos perjudiciales de esta dependencia del plástico son evidentes: desde la década de 1950, se han producido más de 9 mil millones de toneladas de plástico, de las cuales únicamente el 9% se recicló. Por minuto, en todo el mundo se compra un millón de botellas de plástico y se utilizan dos millones de bolsas de plástico, y según la Plastic Pollution Coalition, para el 2050, los océanos contendrán más plástico que peces. Además, el plástico es un producto del petróleo, y su producción contribuye a los devastadores efectos climáticos del uso masivo de combustibles fósiles.

A medida que aumentan las preocupaciones sobre la contaminación y el calentamiento global, otros problemas humanitarios, en particular la falta de vivienda, siguen siendo igualmente urgentes. Según el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos, 1.600 millones de personas en todo el mundo habitan en viviendas inadecuadas, y los datos disponibles sugieren que más de 100 millones de personas no tienen vivienda en absoluto. Solo en África subsahariana, la necesidad inmediata de viviendas de bajo costo es de 160 millones de unidades y se espera que aumente a 350 millones para 2050. Además, el COVID-19 solo ha exacerbado el problema de la falta de vivienda, y las personas sin hogar han sido especialmente vulnerables a contraer la enfermedad. Por lo tanto, en el Día Mundial del Hábitat –celebrado el 5 de octubre– ONU-Habitat lanzó una asociación con la startup noruega Othalo para combatir ambos problemas, la contaminación plástica y las personas sin hogar, a la vez.

Othalo, establecida formalmente en 2019, es conocida por su tecnología patentada que produce sistemas de construcción en masa a partir de desechos plásticos reciclados. Estos edificios pueden incluir viviendas, equipamiento para refugiados, escuelas, hospitales, y unidades móviles de almacenamiento con temperatura controlada para alimentos y medicamentos. Además, todas estas estructuras son asequibles, sostenibles, ecológicas y cumplen con los estándares de vida modernos, y todas están hechas de plástico reciclado. Una sola casa de 60 metros cuadrados podría reciclar ocho toneladas de plástico; con la cantidad de desechos plásticos que actualmente contaminan el planeta, se podrían fabricar mil millones de sus prototipos habitacionales.

Además, según un video presentado por Othalo, estos sistemas de construcción fabricados están diseñados para ser flexibles y pueden moldearse para satisfacer múltiples posibilidades. Sus diseñadores crearon una serie de módulos que se pueden vincular entre sí, permitiendo construir una amplia variedad de edificios a partir de estos componentes básicos. En el video, se sugiere la conformación de comunidades completa de viviendas plásticas, diseñadas para satisfacer las necesidades del área circundante.

El fundador de Othalo, Frank Cato Lahti, ha trabajado en el desarrollo de esta tecnología desde 2016 en asociación con SINTEF y la Universidad de Tromsø. Ahora, también se ha asociado con el arquitecto Julien De Smedt y la joven líder mundial Silje Vallestad. Desde un punto de vista arquitectónico, De Smedt ha comentado sobre Othalo: «Al pensar en nuevos entornos, nos enfocaremos en la creación conjunta de condiciones de vida en asociación directa con las comunidades locales y los usuarios finales. Lo que encontramos particularmente inspirador de nuestro enfoque como empresa y como arquitectos es el deseo de unir el mundo de la fabricación con el de la artesanía y la cultura locales». A medida que el proyecto continúa desarrollándose, ahora en asociación con ONU-Hábitat, se vuelve más urgente que nunca que la empresa se adhiera a sus objetivos declarados.

Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *