Urbanismo y Construcción

La historia de Taliesin, la casa maldita de Frank Lloyd Wright

La vida del arquitecto estadounidense Frank Lloyd Wright estuvo rodeada de polémicas, entre ellas, la historia de Taliesin, su casa estudio ubicada en Scottsdale, Arizona.

Wright, quien construyó esta casa en 1937 para vivir junto con su amante Martha Borthwick Cheney, nunca imaginó la suerte con la que correría ni el final que tendría su historia.

Por ello, compartimos la verdadera historia de Taliesin, la casa maldita de Frank Lloyd Wright.

Frank Lloyd Wright.

La arquitectura

Atraído por las vistas de esta zona en el desierto al norte de Phoenix, Arizona, Frank Lloyd Wright decidió construir esta casa-estudio en Scottsdale en 1937, mejor conocida como Casa Taliesin.

Dividida en Taliesin y Taliesin Oeste, esta edificación organizada en diferentes distancias y ángulos unidos por terrazas, jardines, piscinas y escaleras, fue construida para coexistir en armonía con su entorno desértico, utilizando materiales locales como rocas y arena.

Así, la estructura superior consiste en un armazón de madera de secuoya, con marcos de madera intercalados con un revestimiento de tela blanca. Sin embargo, para la planta baja y Taliesin Oeste, Wright utilizó acero y cristal, para darle mayor consistencia.

Otro elemento que destaca son las intrincadas paredes al estilo del desierto, con rocas incrustadas en mampostería, en perfecta armonía con la naturaleza y la estética del lugar.

Casa Taliesin de Frank Lloyd Wright.

La verdadera historia de la casa maldita

A pesar del éxito profesional de Frank Lloyd Wright, la vida personal de este famoso arquitecto se vio envuelta de polémicas, entre ellas, la historia de la Casa Taliesin.

Aún estando casado con Catherine Wright, el arquitecto mantenía una relación con Martha «Mamah» Borthwick Cheney, esposa de uno de sus clientes, por lo que la Casa Taliesin se convirtió en el perfecto escondite para él y su amante.

Apodada como el «Castillo del amor», esta residencia no fue bien recibida por los habitantes de la zona, quienes desaprobaban por completo a Wright y su amorío. Sin embargo y a pesar de las circunstancias, la pareja decidió mudarse a la casa-estudio.

Así, la tarde del 15 de agosto de 1914, mientras Wright estaba en Chicago trabajando en el diseño de Midway Gardens, su amante y sus dos hijos se sentaron a almorzar en el porche de Taliesin, sin saber lo que ocurriría después.

Después de haber servido sopa a Martha, uno de los sirvientes llamado Julian Carlton, atacó a Borthwick y sus dos hijos con un hacha, para después rociar los pisos con gasolina y prender fuego a toda la casa.

Casa Taliesin de Frank Lloyd Wright.

Algunos trabajadores de Wright se percataron de lo que estaba pasando e intentaron huir, siendo Billy Weston, David y Fritz quienes llamaron de la casa más cercana para pedir ayuda, pero fue imposible salvar a Borthwick y a sus hijos.

Posteriormente, Carlton fue descubierto dentro del horno del sótano de la casa, intoxicado por ácido muriático. Nunca explicó las razones del ataque en el que murieron siete personas, y falleció de hambre semanas después.

A pesar del dolor de Wright ante la tragedia, este decidió resucitar la Casa Taliesin, reconstruyendo el ala residencial de la finca. Sin embargo, esta casa se incendió por segunda vez, debido a un cableado defectuoso.

Casa Taliesin de Frank Lloyd Wright.

Casa Taliesin en la actualidad

Tras su muerte en 1959, Frank Lloyd Wright dejó Taliesin a la Fundación Frank Lloyd Wright, la cual supervisó las renovaciones de la propiedad hasta 1992, cuando la fundación de Taliesin Preservation, Inc. tomó cargo del edificio para su preservación.

Actualmente, Casa Taliesin es un Hito Histórico Nacional de Estados Unidos y está en la lista de espera para ser considerada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Aunque la casa es un museo abierto al público, algunos estudiantes de Escuela de Arquitectura Frank Lloyd Wright aún acuden a ella para tomar clases durante ciertas temporadas.

Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *