Urbanismo y Construcción

Loft RCB / Ápiron

LOFT, INTERIORES DE CASAS
• MÉRIDA, MÉXICO
Arquitectos: Ápiron
Área: 240 m²
Año: 2019
Fotografías: Manolo R. Solís
Proveedores: AutoDesk, Trimble, American Estándar, Cemex, Hunter Fan, Interceramic, Rochstone, Sukabumi, TekaArquitectos A Cargo:Arq. Ana María Icaza Leyva y Arq. Antonio Irigoyen Capetillo
Equipo De Diseño:Arq. Rosaria War Pérez, Ligia Esther Molina López, Daniel Fabián Méndez
Ingeniería:Acro Construcciones
Paisajismo: Ápiron
Interiorismo:Nativo Muebles
Ciudad: Mérida
Pais: México

Descripción enviada por el equipo del proyecto. El Loft RCB, surge gracias a la necesidad de un cliente joven que buscaba un nuevo espacio donde habitar. El terreno fue el primer punto de partida para el diseño de la vivienda, un terreno rectangular de medidas 11.00 por 20.00 metros con un frente orientado hacia el norte. Con limitado espacio para trabajar, se plantea generar un primer patio, al cual se articularían los espacios de la planta baja y de la segunda planta, para que todos los elementos de nuestro programa arquitectónico puedan disfrutar de este pequeño espacio verde, dotándolos de ventilación cruzada y luz natural, con la ayuda de un segundo patio trasero. 

La casa se concibió con el concepto de un loft, donde los espacios se conectaron sin muros divisorios en la planta baja, generando la sensación de un ambiente más amplio y abierto. Este concepto de espacialidad se reforzó con una doble altura en la sala-comedor-bar, que se abre en su totalidad por medio de canceles hacia el patio trasero, logrando un atmosfera interior-exterior. La doble altura también se puede disfrutar desde otros espacios del programa de la vivienda, como la sala de TV o al subir por las escaleras. Para seguir con esta pauta de diseño, se generó la sensación de espacios más largos con elementos lineales como la escalera y la piscina, que dotan al ambiente de continuidad y longitudinalidad.  

Uno de los requerimientos del cliente, fue que la vivienda tuviera una apariencia fuerte, por lo que se optó por una gama de colores y materiales fríos, entre los cuales destaca el concreto pulido en muros y lozas, y el negro del acero en vigas y barandales. Estos materiales se combinaron con los tonos cálidos de la madera para darle un poco de suavidad a los espacios. La recámara principal destaca al ser un elemento volado de concreto gris pulido que sobresale de la fachada principal, la cual se abre por medio de un lambrín de aluminio con acabado maderado hacia el norte, para aprovechar los beneficios de su orientación.

Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *