Urbanismo y Construcción
Tendencia

Agricultura urbana: producción de alimentos en parques comunitarios y jardines privados

A medida que los ciudadanos se hacen más conscientes de los impactos ambientales de la producción y transporte de los alimentos, además de interesarse por el origen y la calidad de lo que consumen, la agricultura urbana está destinada a multiplicarse y atraer la atención pública y política. Acercar la producción de alimentos, además de sostenible, es pedagógico. Sin embargo, las consideraciones del cultivo de alimentos al interior de las ciudades difiere de la agricultura tradicional.

Las huertas urbanas pueden ocupar una infinidad de lugares y tener escalas variadas, utilizando marcos de ventanas y balcones, terrenos baldíos, patios de escuelas, parques públicos e incluso en lugares improbables, como en túneles del transporte subterráneo. También pueden ser comunitarias o individuales. En cualquier caso, es importante considerar una serie de variables.

Área: al proyectar una huerta, debes reservar espacio no sólo para la siembra, sino también para el almacenamiento de materiales y herramientas. Si se cuenta con el espacio, es útil agregar un espacio de compostaje.

Sol: Las hortalizas necesitan de mucha luz para crecer sanas. Lo recomendado es que reciban al menos 7 horas de sol por día, aunque lo ideal sería 11. Algunas plantas sobreviven en lugares menos soleados, para esto es importante investigar y verificar cuáles se adaptan mejor al espacio disponible.

Agua: Las hortalizas también necesitan mucha agua para crecer sanas. Debes asegurarte que el lugar tiene acceso a agua de calidad y en buena cantidad.

Drenaje: Terrenos empapados pueden retrasar el crecimiento de las plantas o favorecer el surgimiento de plagas u hongos.

Vientos: Incluso las plantas de mejor adaptación al frío, pueden no resistir vientos fuertes fríos. Si el espacio de la huerta está demasiado expuesta, es posible introducir quiebra vientos, por ejemplo, a través de arbustos densos.

Especies: Cultivar hortalizas y plantas requiere dedicación. Algunas especies demandan mayor cuidado para el control de plagas y mantenimiento, como podas y riegos frecuentes. Otras, como algunos condimentos, se adaptan fácilmente a cualquier ambiente. También es necesario tener en cuenta el tamaño de la planta: la rama de una planta de papa o patata se puede esparcir por un balcón entero si se descuida su crecimiento.

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *