Urbanismo y Construcción
Tendencia

La “Casa E”

La casa E de Marina Senabre, se sitúa en la isla de Menorca

Todo lo que no es necesario se considera decoración y puede ser prescindible, para esta vivienda, siendo la sobriedad tradición

Menorca es austera, blanca, verde, tierra y piedra. Esta tradición está presente hasta hoy en día. Además, en Menorca encontramos ejemplos de la definición que asegura que la modernidad es una buena síntesis del pasado. Uno de los ejemplos más exitosos es la Casa E, el proyecto más reciente de la arquitecta Marina Senabre. La E-house es, en todo, un ejercicio de síntesis para un nuevo rústico que reúne muchos de los rasgos de la arquitectura tradicional menorquina, y lo convierte en una lectura muy adecuada para el presente.

Casa E de Marina Senabre


La arquitecta entiende Menorca. Nacida en Valencia, Marina Senabre conoce la isla, ya que pasaba sus vacaciones familiares en la isla. Después de trabajar siete años en Barcelona, se instaló en Mallorca, sin dejar de tener contacto con Menorca.

Casa E de Marina Senabre


La “Casa E” se encuentra en las afueras del pueblo Mercadal, en una parcela que no supera los mil metros cuadrados, pero goza de la inmensidad del paisaje rústico. Se trata de una casa de dos volúmenes, que traduce la composición menorquina más típica de la casa, con una vivienda muy cercana que sirve de almacén para el trabajo del terreno. La geometría pura de los dos volúmenes, con bordes bien definidos, contrasta con la sinuosidad de la orografía.

Casa E de Marina Senabre


Es una residencia para todo el año, y tiene todo lo esencial para vivir en ella: espacios abiertos y amplios, que reúnen la cocina con el comedor, el dormitorio individual de este volumen con su baño integrado, y un pequeño estudio que disfruta de uno de los dos mini patios que, abiertos al cielo, que ofrecen un punto de naturaleza dentro de la vivienda. Hay continuidad en los espacios y también en los materiales: el microcemento del suelo, un blanco con un punto de arena, se eleva y construye la isla de la cocina, o las piezas del baño. Continua también es la iluminación, integrada en las paredes, tanto en el interior, como en el exterior de ambas viviendas.

Casa E de Marina Senabre


La carcasa auxiliar, es un volumen a dos aguas. Sirve como casa para los invitados, pero también un estudio para el propietario. En sus 60 m2 hay espacio para una pequeña piscina cubierta, aunque desde este lugar, desde una de las grandes ventanas cuadradas, se puede disfrutar de la cuenca de agua del jardín.

Casa E de Marina Senabre


Sin excesos, y con un mínimo de decoración, con pocos muebles, que son de madera, y algo de luz tan simple como hermosa, Marina Senabre ha traducido a la casa, la Esencia Menorquina. Al final, la composición de los volúmenes, las aberturas, la configuración exterior se impone a las proporciones que se definirán a partir de la simplicidad.

Casa E de Marina Senabre
Casa E de Marina Senabre


Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *