Editorial

MODERAR (2)…

Consciente de que estas letritas son como una gota de agua en el océano, y que todo esto es del conocimiento público, y en este caso, de muy limitado alcance. Asumo el ridículo y la burla pero no puedo guardar silencio ante lo que sucede y me sumo a las acciones por el medio ambiente sabiendo que cambiar las cosas es punto menos que imposible, por eso utilizo la palabra MODERAR. Esto ya no es por uno mismo, es por los hijos y nietos, a los que hemos mal educado haciéndoles creer que los límites del exceso no existen. Por lo que hoy nos sucede, en donde todos hemos perdido tiempo, trabajos y oportunidades, pero no afectos, habrá que encontrar el atajo para retomar el camino, deseando que sea un camino diferente, en el que no sea necesario provocar envidia, ni apantallar al compadre, ni desear, consumir o desechar en exceso, ni abusar de los otros, solo procurar lo necesario para vivir en paz.

Como ciegos y sordos, los ciudadanos hemos aceptado de las autoridades obras viales de culto al auto particular sin razonar que esos fríos monumentos de concreto deshumanizan la ciudad, motivando que el hecho de tener un auto se convierta en un deseo aspiracional, que solo será un espacio más perdido para el disfrute social de las áreas públicas. No se trata de impedir la movilidad, ni que la gente tenga su propio auto, se trata de moderar y reducir su necesidad, incrementando el uso de un transporte público adecuado que hoy no existe, y así reducir los congestionamientos vehiculares, las pérdidas de tiempo y, más vialidades.

Nik on Twitter: "Para los que se quejan del tránsito de acá, miren lo que  es el tránsito en China! http://t.co/gwPIXmQkmR"

Podría replicase en varios sectores de las ciudades ese exitoso experimento que modera el uso del auto particular, y que consiste en peatonalizar inteligentemente sectores específicos de una ciudad, promoviendo estacionamientos periféricos para autos particulares (a un costo razonable) ubicándolos en terrenos pre- seleccionados de propiedad privada, incentivando y apoyando inversiones atractivas para sus propietarios. Esto, complementado con circuitos de transporte público ligero (tipo “shuttle” cómodo y barato) con tiempos cortos de espera en paradas techadas estratégicas, circulando desde y hacia los estacionamientos y recorriendo todo el interior del sector a través de vialidades vehiculares rediseñadas, que puedan ser utilizadas por vehículos de vigilancia y emergencia, y de proveeduría en horarios específicos. Estos sectores deberán contar con reglamentación especial de uso de suelo y densidad, para así potenciar su desarrollo habitacional, comercial y de regeneración urbana. Aparecen aquí negocios atractivos para los particulares: los estacionamientos, los circuitos de transporte público ligero, los restaurantes y comercios, etc. además del empleo que generarían. Abundan áreas con esta vocación en los centros antiguos de las ciudades o en zonas deterioradas de uso mixto, que regeneradas con nueva vida tienen ventajas de plusvalía. Así, apoyando a las autoridades en la promoción con habitantes y propietarios iniciar el rescate de la ciudad.

Peatonalización: 5 formas de mejorar la movilidad urbana

Estamos ya casi en una etapa terminal; datos de Forbes: La tierra consumió al mes de agosto los recursos naturales que tenía disponibles para todo este año 2020; Se desperdician cada año 300 millones de toneladas de residuos de comida que van a la basura; La producción de alimentos provoca el 80% de la deforestación de la tierra; Para fabricar una hamburguesa se requieren 2,400 litros de agua, y para una prenda de vestir 15,000 litros. Y otra: el creciente calentamiento del suelo tropical podría liberar grandes cantidades de carbono a la atmósfera.

¿No será ya momento de moderar nuestros patrones de producción, consumo y desperdicio?

Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar